Imagen de cabecera
Directorio de la UCPuntos de informaciónDirectorio de la UCBuscadorPuntos de informaciónCerrar sesión
 
Estudiantes internacionales
 
Viñeta verde Presentación
Viñeta verde Preguntas sobre la UC
Viñeta negra Reseña histórica
Viñeta verde La UC en cifras
Viñeta verde Oficina de relaciones internacionales
Viñeta verde Centros y titulaciones
Viñeta verde Cursos de español
Viñeta verde Departamentos
 
 

 
Reseña histórica

El 18 agosto de 1972 se promulgó el decreto que permitió la creación de la Universidad de Santander, germen de lo que, trece años más tarde, pasaría a denominarse Universidad de Cantabria. El acuerdo culminó un lento proceso que comenzó a manifestarse en los primeros años del siglo XIX, a iniciativa de las entidades locales y provinciales de la región.
 
La Junta de Comercio asumió en 1829 la responsabilidad docente que hasta la fecha ejercía el Consulado del Mar, creando las Escuelas de Comercio y Náutica. Nueve años más tarde, el Ayuntamiento y la Diputación colaboraron para propiciar la creación del Instituto Cántabro de Enseñanza Media, "universidad de segundo orden" que catalizaría los estudios que posteriormente cuajaron en las Escuelas de Grado Medio.
 
El ascenso de rango de diversos centros docentes se produjo en la segunda fase de la Restauración (siglo XX). En 1901 se creó la Escuela de Industrias; la Escuela Normal de Maestros inició su andadura en 1915; y en 1929 se fundó la Escuela de Enfermeras del Hospital Valdecilla.
 
La implantación de nuevos centros continuó en la década de los cincuenta, periodo en el que Torrelavega acogió la Escuela de Magisterio de los Sagrados Corazones, la Escuela de Facultativos de Minas y Fábricas Minero-Metalúrgicas y Minero-Químicas y, en 1969, la Escuela de Graduado Social, dependiente de la Universidad de Oviedo.
Al tiempo, algunos sectores de la sociedad no cesaron en demandar la creación de una universidad, que dieron sus primeros frutos con la inauguración de la Universidad de Verano de Santander (1933). Sin embargo, fueron los organismos públicos locales los que, en un segundo periodo (1960-1970), asumieron la creación de una auténtica universidad.
 
La intervención de los poderes locales fue decisiva en la implantación en Santander de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (1966), una vez que el Ministerio hizo públicos sus planes de expansión de centros universitarios. Tres años más tarde inició su andadura la especialidad de Físicas de la Facultad de Ciencias, dependiente, junto con la Escuela de Caminos, de la Universidad de Valladolid.
 
La adquisición por parte del Ayuntamiento y la Diputación Provincial de Santander de unos terrenos en el polígono de Las Llamas para la creación de un campus de 600.000 metros cuadrados precedió en un año (1971) a la promulgación del decreto que propició la creación del distrito universitario de Santander. La Facultad de Medicina, que comenzó a impartir sus primeras clases en 1973, completó el número de centros establecidos por la Ley para la formación del distrito universitario.
 
En este mismo año, se inauguró el edificio de la Facultad de Ciencias y se aprobó la adscripción de las escuelas universitarias de Ingeniería Técnica Industrial, Empresariales, Ingeniería Técnica de Minas (Torrelavega) y Profesorado de EGB. La creación de la Facultad de Filosofía y Letras en 1978 supuso la culminación de una etapa de consolidación de la autonomía universitaria.
 
Durante los años siguientes, se incorporaron como centros adscritos la Escuela universitaria de Magisterio Sagrados Corazones de Torrelavega (1978) y la Escuela de Auxiliares Técnicos Sanitarios de Valdecilla (1980). En 1979 se implantó la sección de Matemáticas en la Facultad de Ciencias y, tres años más tarde, comenzó la andadura de la Facultad de Derecho.
 
Entre los años 1980 y 1981 se aprobaron los Estatutos y la Carta Fundacional de la Fundación Leonardo Torres Quevedo, una iniciativa de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos para promover la investigación en la misma, siendo reconocida y clasificada por el Ministerio de Educación y Ciencia e inscrita en el Registro Mercantil al año siguiente. En el año 1998 se modifican los estatutos y se incluyen entre sus objetivos el fomento y la promoción de la investigación en la Universidad de Cantabria y la formación de profesionales en las áreas científica y tecnológica.
 
Los estatutos de la Universidad de Cantabria se publicaron en el BOE en 1985. Al tiempo, los departamentos pasaron a convertirse en los órganos básicos para la docencia y la investigación. En este contexto, comenzó su actividad la Facultad de Ciencias Empresariales, al incorporar el segundo ciclo de estos estudios.
 
La etapa iniciada a partir de ese año destacó por la construcción en el campus del Pabellón de Gobierno (1986), el edificio Interfacultativo (1988), el Pabellón Polideportivo y el edificio de Filología (1991). Además, se aprobó la integración de la Escuela Superior de la Marina Civil y de la Escuela Universitaria de Enfermería. También comenzaron a impartirse los estudios de ingenieros técnicos y superiores de Telecomunicación, Ingeniero Químico y los segundos ciclos de Ingeniero Industrial y Ciencias Empresariales.
 
En el año 1995 se constituyó el Instituto de Física de Cantabria (IFCA), centro mixto de la Universidad de Cantabria y el CSIC orientado a la investigación de los componentes de la naturaleza, desde las partículas elementales a las estructuras más grandes del Universo, así como el complejo comportamiento colectivo de la materia. En ese mismo año se inauguró el edificio de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales y de Telecomunicación y en años posteriores abrieron sus puertas el edificio de las Facultades de Derecho y Ciencias Económicas y Empresariales (1998), el Paraninfo Universitario, construido sobre el solar de la antigua Escuela de Peritos en la céntrica calle Sevilla, y el Centro de Desarrollo Tecnológico de la Universidad de Cantabria (CDTUC). Por otra parte, en el año 2000 la Escuela de Turismo "Altamira” se integró en la Universidad de Cantabria como centro adscrito.
 
En el año 2003 se publicaron en el BOC los nuevos Estatutos de la Universidad de Cantabria. Dicho texto legal, vigente en la actualidad, pretendía dotar a la universidad de una herramienta útil para su integración de forma competitiva en el nuevo espacio de educación superior, tras la promulgación de la nueva Ley Orgánica de Universidades de 2001.
 
Durante el año 2004 se creó en la Universidad de Cantabria el Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria, instituto universitario de investigación de carácter mixto auspiciado por el Gobierno de Cantabria y el Banco Santander, dedicado a la investigación básica y aplicada en Prehistoria, así como a proporcionar asesoramiento técnico en el ámbito de su competencia.
 
En el año 2005 se aprobó la adscripción de un nuevo centro, la Escuela Universitaria de Fisioterapia Gimbernat-Cantabria, ubicada en el campus de Torrelavega.
 
En años posteriores se pusieron en marcha dos Fundaciones y dos nuevos Institutos. Concretamente, la Fundación UCEIF para el Estudio y la Investigación del Sector Financiero, con el Banco Santander, comienza su andadura en 2006, con la misión de convertirse en un foro pionero y especializado para la generación y difusión del conocimiento, la formación, investigación y desarrollo dentro del ámbito financiero. Un año más tarde nace la Fundación Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria (2007), constituida por representantes del Gobierno de Cantabria y la Universidad con el propósito de fomentar la investigación básica y aplicada y el desarrollo de estudios, metodologías y herramientas para la gestión integrada de los ecosistemas acuáticos. Para el desarrollo de tales fines, la Fundación Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria y la Universidad de Cantabria crearon ese mismo año el Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria (IH Cantabria), que aspira a ser referente internacional en su ámbito.
 
También en 2007 comienza a funcionar el Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria (IBBTEC), a raíz de un convenio suscrito entre el Gobierno regional, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Cantabria. El IBBTEC constituye el segundo centro mixto del CSIC en Cantabria y se concibe como un centro de investigación de excelencia en las áreas de biomedicina y biotecnología, impulsando la transferencia de resultados y tecnología a la sociedad y el sector productivo. Con éste ya son cuatro los institutos creados en el seno de la UC que, junto con las tres fundaciones con las que también cuenta, se pretenden cubrir todas las áreas de conocimiento y ponerlas así al servicio de toda la sociedad.
 
En el mismo año se puso en marcha en el Instituto de Física de Cantabria el supercomputador Altamira, uno de los 75 ordenadores más potentes de Europa. Se trata de uno de los nodos de la Red Española de Supercomputación, estructura distribuida creada a finales de 2006 por el Gobierno español para dar soporte a las necesidades de cálculo de los equipos de investigación de nuestro país.
 
En el ámbito académico, la Universidad de Cantabria presentó en 2008 las siete primeras propuestas de titulaciones de Grado adaptadas a las exigencias marcadas por el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Tras la Declaración de Bolonia en 1999 la UC puso en marcha una serie de proyectos de cara a definir los nuevos planes de estudio, participando activamente en experiencias piloto de convergencia de estudios coordinadas por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Toda su actividad culminó con la presentación de los primeros nuevos títulos, puestos en marcha en el curso 2009-2010. En el curso siguiente, 2010-2011, todas las titulaciones de la UC se encontraban ya adaptadas al Espacio Europeo. En el diseño de los grados la Universidad de Cantabria ha apostado de forma destacada por la capacitación lingüística en inglés de su alumnado, que al finalizar sus estudios de grado deben poseer el nivel B2, y por la formación tanto en competencias como en valores.
 
El campus se transformó de nuevo en 2008 con la inauguración de la Plaza de la Ciencia, punto de encuentro de todos los estudiantes y de éstos con la sociedad, y un lugar estratégico de integración y de conexión con el Parque de Las Llamas. Con este parque, el Ayuntamiento de Santander puso a disposición de toda la comunidad universitaria un espacio verde de más de 300.000 metros cuadrados en el que estudiantes y personal pueden caminar, practicar deporte o simplemente descansar.
 
El año 2009 fue testigo de importantes acontecimientos en la Universidad de Cantabria. En el ámbito académico se presentó un nuevo proyecto, el Programa Sénior, una iniciativa de formación permanente adaptada al Espacio Europeo de Educación Superior destinada a personas mayores de 50 años. Con este nuevo programa la Universidad de Cantabria es capaz de atender a todos los sectores de la población, en todas las épocas del año, destacando a este respecto los Cursos de Verano, que celebraron en ese año 2009 sus bodas de plata (25 años).
 
Por otra parte, se inauguró la Incubadora de Empresas del Centro de Desarrollo Tecnológico de la Universidad de Cantabria (CDTUC), todo un espacio de transferencia de conocimiento y de generación de cultura emprendedora.
 
En ese mismo año tuvo lugar un acontecimiento que, sin duda, marcó el presente y el futuro de la universidad, el reconocimiento de la UC como "Campus de Excelencia Internacional CEI 2009 de ámbito regional" gracias a su proyecto “Cantabria Campus Internacional”, presentado junto con la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) con el apoyo de 16 instituciones representativas de la región. La UC fue una de las nueve universidades españolas seleccionadas en esta primera convocatoria del Ministerio de Educación, recibiendo tal calificación por su alto potencial para alcanzar el nivel de excelencia regional una vez se ponga en marcha el proyecto. Cantabria Campus Internacional, con sus seis áreas estratégicas (agua y energía; biomedicina y biotecnología; banca, finanzas y actividades empresariales; patrimonio y lengua; tecnología; y física y matemáticas) constituye un modelo de desarrollo de toda la sociedad cántabra basado en el conocimiento, en la innovación y en la sostenibilidad.
 
Al año siguiente, 2010, se hizo efectiva la adscripción del Centro Internacional de Estudios Superiores de Español (CIESE-Comillas), de la Fundación Comillas, en el que se imparten títulos oficiales en las especialidades de estudios hispánicos y enseñanza del español como lengua extranjera. Con respecto al campus de Torrelavega, se inauguró el edificio de la Escuela de Fisioterapia 'Gimbernat Cantabria' y la gran plaza del campus universitario, convirtiendo en realidad uno de los objetivos estratégicos de la UC, la ampliación y transformación de dicho campus.
 
Finalmente, en el año 2011 se creó la Escuela de Doctorado de la Universidad de Cantabria, que canaliza la formación doctoral y promueve colaboraciones con entidades públicas y privadas, tanto nacionales como internacionales. También en este año se inauguró el Gran Tanque de Ingeniería Marítima (GTIMC), una gran obra encargada por el Gobierno de Cantabria al Instituto de Hidráulica Ambiental enmarcada dentro del programa de Infraestructuras Científico Tecnológicas Singulares del Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN). Se trata del único tanque en su género en España y uno de los pocos existentes en el mundo, y está llamado a convertirse en un centro de referencia internacional en la investigación básica y aplicada, así como en el desarrollo de estudios, metodologías y herramientas para la gestión integrada de los ecosistemas acuáticos.
 
Continuando con su estrategia de ampliación y modernización del campus, la UC inauguró en 2012 el edificio Tres Torres-Casa del Estudiante. Las nuevas instalaciones, construidas sobre la base de criterios de eficiencia energética y sostenibilidad, centralizan los servicios destinados al estudiante, contando con aulas de estudio, salas de reuniones, multiusos y conferencias, áreas de descanso y comedor.
 
2013 y 2014, se han caracterizado por la construcción de la sede del Instituto de Biomedicina y Biotecnología del Cantabria y de una ampliación del Instituto de Física de Cantabria. También se pusieron en marcha el Santander Financial Institute (Sanfi) y el Centro Internacional Santander Emprendimiento, bajo el paraguas de la Fundación UCEIF.
Hoy en día, la UC cuenta con más de 12.000 alumnos y más de 1.200 profesores, integrados en 138 grupos de investigación.
 
Recién cumplidos 40 años de existencia, la Universidad de Cantabria ha logrado situarse a la cabeza de las universidades españolas en muchos indicadores de gran trascendencia. Así, teniendo en cuenta los resultados del Informe “La Universidad Española en cifras 2010” editado por la CRUE, la UC se configura como el sistema universitario que se financia con más recursos propios (un 24,15%), superando en más de seis puntos la media del país (un 17,9%), y es la tercera universidad que más se financia con recursos privados, reduciendo así su dependencia de la financiación pública. Por otra parte,  se sitúa en cuarta posición en captación de recursos de I+D+i por PDI Doctor equivalente a tiempo completo (primera universidad no politécnica), un hecho que implica mayor autonomía de financiación y la capacidad de abordar con recursos propios grandes proyectos.

La UC se ha convertido en un campus de excelencia, en una universidad sólida, financieramente muy sana, con unas condiciones óptimas para la calidad de la educación, una actividad investigadora sobresaliente y cada vez una mayor proyección internacional.