Imagen de cabecera
 
Noticias y novedades
 
Viñeta verde Servicio de Comunicación
Viñeta verde Últimas noticias
Viñeta verde Archivo de noticias
Viñeta verde Agenda
Viñeta verde Especiales
Viñeta verde Identidad gráfica
Viñeta verde Boletín Actualidad UC
Viñeta verde cuenta
Viñeta verde Divulgación científica
Viñeta verde Publicaciones institucionales
Viñeta verde UC 2.0
 
 
     
 
Noticias
 
     
 

 

DISCURSO DE LA VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO REGIONAL, DOLORES GOROSTIAGA

   
 

Excelentísimo Rector Magnífico de la Universidad de Cantabria,
Excelentísimo Sr. Presidente del Parlamento de Cantabria,
Excelentísimo Sr. Delegado del Gobierno,
Excelentísimas e Ilustrísimas autoridades,
Amigos y Amigas,

Muy buenos días

Muy buenos días, a pesar del frío y del temporal, muy buenos porque es un verdadero placer y un honor estar en esta mi casa, la Universidad de Cantabria, acompañar a toda la comunidad universitaria en este acto académico.

Quisiera comenzar mi intervención excusando la asistencia a este acto académico del Presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla,  y transmitirles un afectuoso saludo de la consejera de Educación del Gobierno de Cantabria, Rosa Eva Díaz Tezanos.

La celebración, hoy Viernes, del día de Cantabria en la feria FITUR, que se desarrolla en Madrid, y del Día del Docente, con un acto que se está celebrando en estos momentos, han hecho imposible la asistencia a este acto tanto del Presidente, como de nuestra Consejera de Educación.

Es de justicia, por sus propios méritos, empezar mi intervención dando mi más sincera enhorabuena a las alumnas y alumnos de la Universidad de Cantabria que hoy han recibido aquí sus premios extraordinarios.

Somos concientes quienes nos encontramos aquí del esfuerzo y el  trabajo personal de estos alumnos y alumnas a lo largo de los años que han permanecido en las aulas y laboratorios de esta universidad.

Su esfuerzo, el de sus familias, el de sus más allegados. No me  cabe ninguna duda de que sus familias están hoy muy orgullosos al ver, en sus hijos e hijas, el resultado final de su esfuerzo, del trabajo constante  traducido en una trayectoria académica plena de éxitos que les augura un prometedor futuro profesional.

En vosotros, quienes habéis recibido hoy estos premios, en todos nuestros universitarios y universitarias, reside el futuro de nuestra sociedad.

Es incuestionable, en ese futuro que queremos construir, la importancia de los centros y facultades de la Universidad de Cantabria. Del personal docente e investigador, de la administración y de los servicios de esta institución.

Por ello, no puedo dejar de mostrar mi reconocimiento a los profesores, al personal de administración y servicios de la Universidad de Cantabria que hoy se despiden de la vida laboral activa, la dedicación, el esfuerzo continuado a lo largo de los años, que ha permitido, en buena manera, que la Universidad de Cantabria sea hoy lo que es.

Cada uno de ellos, cada uno de vosotros y vosotras habéis puesto vuestro granito de arena, vuestro  afán en la generación de excelentes investigadores y profesionales en todos los ámbitos de la ciencia, la cultura y la tecnología.

Nos encontramos en un momento ilusionante para nuestra Universidad y, en general, para la educación superior en nuestro país.

Estamos inmersos en un proceso, de profundo calado y de indudable trascendencia. Universidades, Comunidades Autónomas, gestores, profesores y alumnos.

Estamos en pleno proceso de adaptación de nuestras universidades al Espacio Europeo de Educación Superior conforme a la Declaración de Bolonia.

Por su importancia, por su trascendencia, no puedo dejar de referirme aquí al referéndum del próximo 20 de febrero, en los españoles y las españolas estamos llamados a tomar una decisión histórica que nos afecta a todos y todas.

Un acto de responsabilidad democrática para apoyar, o no, la Constitución Europea y fortalecer la implicación y el compromiso ciudadanos con el futuro.

La Constitución Europea representa, sobre todo, el gran impulso al proyecto de solidaridad que representa Europa. Solidaridad y valores de justicia, libertad y progreso.

Europa significa para nuestros estudiantes, nuestros universitarios y universitarias, para los jóvenes, en general, oportunidades de formación, de educación, de movilidad. Europa y sus programas Erasmus, Sócrates, el Servicio de Voluntariado Europeo son la puerta abierta a oportunidades, vivencias, experiencias.

La creación del Espacio Europeo de Educación Superior supone  profundizar en los valores europeos: en la integración desde la diversidad; en la movilidad de alumnos y profesores; en las oportunidades laborales y de desarrollo personal de nuestros jóvenes.

Por otra parte, en el proceso, que antes citaba, de profundos cambios que vive nuestro sistema educativo,

El Ministerio de Educación y Ciencia inicia, en cooperación con las Comunidades Autónomas, una política de apoyo decidido a la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación, lo que va a permitir la integración de nuestro país en el futuro Espacio Europeo de Investigación.

Además, abordaremos la reforma de la Ley Orgánica de Universidades afectando a los aspectos más controvertidos como lo son aquellos ligados a la selección del profesorado.

Si nos referimos solo a uno de estos ejemplos, quiero destacar el  clima de consenso y negociación, que había desaparecido en los últimos años, que ha permitido la validación, por unanimidad, de los Reales Decretos de Grado y Postgrado en el Consejo de Coordinación Universitaria.

Junto con la aprobación de estos Reales Decretos en Consejo de Ministros  el pasado viernes, permiten que se abra la puerta a un proceso en el que no solo nos jugamos el futuro de nuestras universidades, sino, además, el de nuestro modelo de sociedad del bienestar.

Sociedad del bienestar que depende en  gran medida de un capital humano formado  e informado para liderar lo que denominamos sociedad del conocimiento.

La apuesta clara y decidida por el capital humano mediante la formación de calidad para los futuros titulados de nuestras universidades es siempre una inversión de futuro. Con una rentabilidad fuera de toda duda y discusión.

La redefinición del catálogo de títulos, la definición de las directrices generales propias de cada uno de ellos, la elaboración de los correspondientes planes de estudio, la modificación de las formas docentes.

Todo esto, acompañado por la necesaria implicación de profesores y alumnos, son algunas de las cuestiones de las que dependerá la calidad de los egresados de nuestras universidades en un futuro ya muy cercano, puesto que todo este proceso ha de estar finalizado en el año 2007.

A nivel nacional las cuestiones antes planteadas nos muestran un escenario inmerso en reformas y escenario de iniciativas de gran trascendencia.

En nuestra región, la situación puede calificarse, incluso, de similar o superior complejidad.

La Universidad de Cantabria tiene que empezar a planificar cómo será su integración en el Espacio Europeo de Educación Superior que, desde el Gobierno de Cantabria, apoyamos y alentamos.

Somos muy conscientes de que en esta región, en este proceso, tenemos un punto de partida excepcional con una universidad excelente y modélica, tanto en docencia, como en el plano de  investigación y gestión.

Sé y tengo muy presente, tan consciente como debemos ser todos nosotros, que podemos perder esta situación de privilegio si no planificamos de forma adecuada las reformas que nos afectan a todos, y en las que todos hemos de implicarnos.

Para este proceso debemos entusiasmar al profesorado universitario y lograr la colaboración de los actuales estudiantes universitarios.

La Universidad de Cantabria cuenta con todo el apoyo y colaboración del Gobierno de Cantabria en todas las acciones ligadas a la formación del profesorado universitario y basadas, por ejemplo, en la realización de experiencias piloto que permitan una adecuada implantación de las nuevas formas docentes que obligatoriamente deben girar alrededor del aprendizaje del alumno.

He mencionado la complejidad y el apoyo firme y decidido del Gobierno de Cantabria para la integración de nuestra universidad en el Espacio Europeo de Educación Superior.

Como no podría ser de otra manera, no vamos a quedarnos ahí. El Plan de Gobernanza, ese compromiso público del Gobierno, expresa además,

· la negociación del Contrato-Programa entre la Universidad de Cantabria y el Gobierno de Cantabria, y

· la elaboración y puesta en marcha del primer Plan Regional de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación,

Dos proyectos de futuro en cuyo desarrollo estamos inmersos, tanto el Gobierno como la Universidad de Cantabria, en un clima de franco dialogo y comunicación.

El éxito de estos dos proyectos tendrá como consecuencia que Cantabria se coloque a la cabeza de las regiones innovadoras, con lo que esto significa en generación de riqueza y empleo.

Y en su desarrollo el Gobierno de Cantabria ha depositado en la Universidad de Cantabria toda su confianza lo que, sin duda, nos va a permitir continuar afirmando que la Universidad de Cantabria es uno de los hechos diferenciadores y un símbolo de calidad de nuestra región.

El Gobierno, que hoy estoy representando ante la comunidad universitaria, no solo se plantea proyectos ambiciosos y de futuro,  sino que, además, se marca unos plazos muy concretos y se compromete por escrito, y ante toda la sociedad cantabra, a que la puesta en marcha de dichos proyectos sea una realidad.

Y tanto el Contrato-Programa como el Plan Regional de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación son dos claros ejemplos de esta forma de hacer política que, a nuestro juicio, era muy necesaria en Cantabria y para Cantabria.

Acabamos de entregar a María Rosa Barreda el I Premio Isabel Torres a Investigaciones en Estudios de las Mujeres y el Género por su trabajo que aporta una nueva perspectiva sobre las mujeres y el género.

El trabajo de esta joven investigadora alumna de la Universidad de Cantabria, nos ofrece una visión geográfica sobre la incorporación de la mujer al mercado laboral dentro del contexto español y, más específicamente, en el caso de Cantabria.

Al Gobierno de Cantabria nos aporta datos de extraordinaria importancia para trabajar por y con las mujeres. Por su incorporación al mercado laboral y, en definitiva, por la igualdad, que es lo que nos mueve, a la Dirección General de la Mujer.

El Premio ha sido una de las actividades más importantes que el Aula Isabel Torres ha desarrollado desde que impulsamos esta iniciativa desde el Gobierno de Cantabria y esta institución universitaria.

Estamos muy satisfechos por el éxito de la primera convocatoria, por la cantidad de trabajos presentados, por la variedad de temas que ha abordado los trabajos. Geografía, historia, salud laboral o medicina han resultado ser una rica muestra de la amplitud de disciplinas y perspectivas desde las que se está trabajando en estudios de las mujeres y del género.

La participación en la primera convocatoria satisface el objetivo del Certamen, ya que nos ha permitido visibilizar los estudios de las mujeres y del género que se realizan en nuestra comunidad Autónoma, dotándoles de reconocimiento académico y social.

Además, estamos satisfechos por la dinámica que está siguiendo el Aula Isabel Torres. Quisiera agradecer el trabajo que está realizando la doctora Montserrat Cabré y reconocer, asimismo, el gran equipo de trabajo que se ha creado entre la Dirección General de la Mujer y la Universidad de Cantabria.

Hasta ahora, Cantabria era la única comunidad autónoma en España que no disponía de ninguna iniciativa formalizada en estudios de las mujeres y del género. No existía ningún núcleo visible o equipo constituido de personas expertas dedicadas de forma preferente a la investigación, a la docencia, a la promoción y a la difusión de estos estudios.

Hoy por hoy, la dinámica del Aula nos hace augurar al Gobierno de Cantabria un gran futuro para un proyecto que persigue que institucionalicen los Estudios de las Mujeres y de Género en el ámbito de la docencia y de la investigación.

Mi enhorabuena a la premiada, María Rosa Barreda; a la Universidad de Cantabria, a la Dirección General de la Mujer y, en especial, a quienes estáis poniendo todo vuestro esfuerzo y vuestra ilusión en el éxito del Aula Isabel Torres.

Es indudable, por múltiples razones, que no sólo debemos apoyarnos en la Universidad de Cantabria, que también. No sólo tenemos que exigirle a esta que se convierta en uno de los motores que permita a Cantabria posicionarse como una región innovadora y generadora de conocimiento, aunque estoy segura que esto sucederá.

El éxito de todos estos proyectos a los que me he referido a lo largo de mi intervención dependerá en gran medida de que la Universidad de Cantabria sienta el apoyo y la comprensión del Gobierno de Cantabria frente a sus demandas y necesidades.

El éxito de nuestra sociedad dependerá del de nuestra Universidad, del de sus alumnos y alumnas, que son, en definitiva, el futuro.

Para ello, para vosotros y vosotras trabajamos.

Muchas gracias a todos y a todas.